Manejo de TEC Severo en Pediatría

El Traumatismo Encefalocraneano (TEC) es el trauma más frecuente en la edad pediátrica, ya sea de forma aislada o como parte de un politrauma.

El TEC representa aproximadamente el 6% de los accidentes en la infancia, siendo un problema habitual en los Servicios de Urgencias Pediátricas.

La morbilidad asociada es muy importante, ya que pueden producirse secuelas graves que generan un gran coste humano y económico.

Los objetivos son conocer la fisiopatología del Traumatismo Encefalocraneano Severo en la población pediátrica, reconocer los puntos claves en la evaluación y describir el manejo oportuno para evitar en la mayor medida posible la mortalidad así como las secuelas asociadas.

A continuación te compartimos las diapositivas respectivas para el análisis puntual del tema. Esperamos sea de tu agrado.

La lesión cerebral por trauma se clasifica según exista disrupción directa del parénquima cerebral inmediata o por eventos potencialmente manejables. Puede ser primaria, aquellas inevitables, como contusión, laceración del cuero cabelludo, fractura de cráneo, conmoción cerebral y hemorragia cerebral.

La lesión secundaria es la consecuencia del evento traumático que mediante las intervenciones justas pueden ser evitadas o reducidas, tales como hipoxia, daño citotóxico, daño metabólico, hipoperfusión y liberación de radicales libres.

Como es conocido, la severidad del trauma puede catalogarse según la puntuación de la Escala de Evaluación de Glasgow, siendo la puntuación menor o igual a 8 correspondiente a TEC Severo.

Las guías internacionales para la atención del trauma establecen cuidados básicos en la atención inicial. Manteniendo una adecuada analgesia y sedación, acoplar a ventilación mecánica, asegurando normo termia y un adecuado volumen intravascular, hemoglobina mayor de 7 g/dl, tratar la coagulopatía, mantener cabeza central a 30° de elevación para mejorar el drenaje venoso, valorar administrar anticomiciales como levetiracetam o fenitoína e iniciar aporte nutricional tan pronto como sea posible.

Las guías comparten el algoritmo de manejo para cada una de las situaciones en función de las variables de presión intracraneal, presión de perfusión y la presión cerebral de oxígeno. Además se continua con el protocolo de manejo de atención de las lesiones secundarias, llegando a medidas extremas como la craniectomía descompresiva de emergencia.

Se concluye que la atención inicial adecuada del paciente con trauma es fundamental para mejorar el pronóstico en estos. El trauma en pediatría es de los motivos de consulta más frecuentes en área de emergencia principalmente asociadas a accidentes automovilísticos y caídas de árboles.

¡Haz clíc sobre el ícono de Facebook y síguenos!

Bibliografía

  • Management of Pediatric Severe Traumatic Brain Injury: 2019 Consensus and Guidelines-Based Algorithm for First and Second Tier Therapies. Pediatric critical care medicine Patrick M. Kochanek, MD
  • Oscar Miguel Oliva Meza Hernández,* Delia Karina Maya Bautista** Traumatismo craneoencefálico grave en pediatría An Med (Mex) 2016; 61 (4): 261-270
Compartir esta publicación en:

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.