Parotiditis

La Parotiditis es una enfermedad contagiosa de etiología viral. Se propaga a través de la saliva o la mucosidad de la boca, nariz o garganta. Suele causar una hipertrofia dolorosa de las glándulas salivales, con mayor frecuencia, las parótidas.

Esta enfermedad es menos contagiosa que el Sarampión por ejemplo, y se da sobre todo en poblaciones no vacunadas. Con la introducción de la Vacuna desde 1948, se ha logrado reducir el número de casos.

La Parotiditis es causada por el Virus de la Parotiditis, un Paramixovirus. Se encuentra en la saliva hasta 7 días antes de que aparezca la inflamación de la glándula salival, con transmisibilidad máxima justo antes del desarrollo de la Parotiditis. Además el virus se encuentra en la sangre, la orina y el Líquido Cefalorraquideo (LCR) en caso de estar afectado el Sistema Nervioso Central (SNC).

La Parotiditis suele brindar inmunidad permanente, por lo tanto, no se presenta más de un episodio a lo largo de la vida.

La siguiente presentación contiene los conceptos elementales de la enfermedad y la prevención de la misma. Te invitamos a revisarla completamente.

Signos y síntomas

El período de incubación de la Parotiditis va de 12 a 25 días (suele ser de 16 a 18 días). Luego del cual suele iniciar un pródromo que consiste en cefalea, febrícula o fiebre moderada, anorexia y malestar general. Este cuadro es seguido de la inflamación de las glándulas salivares, con fiebre de hasta 39,5 °C a 40°C que persiste por 24-72 horas.

La hipertrofia glandular es máxima hacia el segundo día y dura entre 5 y 7 días. Las glándulas comprometidas se acompañan de dolor intenso durante la fase febril de la enfermedad. Suele ser precedida de otalgia del mismo lado. En el 70% de los casos la Parotiditis afecta de manera bilateral luego de iniciar unilateral.

Complicaciones

Las complicaciones más frecuentes de la Parotiditis son la Meningitis, que puede o no ir acompañada de encefalitis, y la afectación gonadal. Aproximadamente el 20% de los hombres pospuberales desarrolla una orquitis (inflamación testicular), en general unilateral, doloroso a la palpación, edema, eritema y rubor en el escroto. No se ve afectada la fertilidad, la síntesis de testosterona se preserva.

Otras complicaciones menos frecuentes pero posibles son:

  • Conjuntivitis
  • Nefritis
  • Neuritis óptica
  • Neumonía
  • Pancreatitis
  • Trombocitopenia

Diagnóstico

La evaluación clínica es fundamental para el diagnóstico. En los pacientes con más de 2 días de Parotiditis de causa desconocida, se confirma mediante el aislamiento del virus en cultivo, detección del antígeno por inmunofluorescencia y la identificación del ácido nucleico mediante Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR).

Los estudios serológicos de Inmunoglobulina M y G (IgM e IgG) suelen ser el método diagnóstico más adecuado y disponible.

Tratamiento

El tratamiento es de sostén. No existe un antiviral específico. Las medidas terapéuticas deben encaminarse a la hidratación, analgesia y uso de antipiréticos.

Se recomienda que el paciente esté aislado hasta que la hipertrofia glandular resuelva. Adicional a ello se brindarán las medidas necesarias para resolver las complicaciones según se requiera.

Prevención

La enfermedad se previene con la aplicación de la vacuna, cuya presentación disponible es en combinación con la vacuna contra el Sarampión y la Parotiditis (SRP). Se aplica la primer dosis entre los 12 y 15 meses de edad y la segunda dosis entre los 4 y 6 años. En el caso de no tener evidencia de inmunización en un adolescente o adulto se aplica una dosis tan pronto como sea posible.

Esperamos que te haya sido útil. Déjanos tu comentario sobre que te ha parecido esta publicación.

¡Haz clíck sobre el ícono de Facebook y síguenos ahora mismo!

Bibliografía

Compartir esta publicación en:

1 Comments

  1. Pingback: Vacuna Triple Vírica (Sarampión, Rubéola y Parotiditis) – Medicina PPT

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.